Es una nueva técnica para la eliminación del vello basada en la emisión pulsada de luz de muy alta intensidad. No es exactamente un Láser, sino un sistema de Luz no coherente que emite en longitudes de onda que podemos variar y que van desde los 515 nanómetros hasta los 1200nm.

Un disparo de Luz -con una longitud de onda ajustada y con intensidad elegida por el médico- es absorbido selectivamente por los folículos pilosos que están situados por debajo de la superficie de la piel. La luz absorbida calienta el pelo y destruye la capacidad del folículo de volver a crecer sin dañar los tejidos que están alrededor de cada pelo y sin lesionar la piel y su epidermis.